Mantener la casa fresca: 7 consejos útiles

En estas semanas de fatigante calor, muchos de nosotros recurrimos al aire acondicionado para hacerlo más llevadero. El calor infernal de verano hace que muchos tengamos instalados aparatos de este estilo, pero no es el caso de mucha gente. En ese caso, ¿qué podemos hacer para combatir las altas temperaturas? En este artículo, te ofrecemos una serie de consejos que debes aplicar si quieres mantener tu casa fresca ya sea porque no tienes aire acondicionado o porque no quieres depender tanto de él.

mantener la casa fresca

Ventila la casa

Aprovecha cuando no es de día para abrir las ventanas. Lo ideal es abrirlas con la puesta de sol y cerrarlas al amanecer.

Si abres varias a la vez, puedes crear corrientes que te permiten que pasen ráfagas de aire por dentro de la casa y refresque más. Así, la temperatura interior descenderá y, si las cierras antes de que vuelva a salir el so, se puede mantener baja el resto del día.

Baja las persianas

Durante el día, por mucho que mantengamos las ventanas cerradas, el impacto del sol contra estas hace que se calientes y la temperatura de nuestro hogar aumente. Para ello, debemos bajar las persianas para evitar que se caliente el aire de las habitaciones.

En el caso de no contar con persianas en algunas ventanas, podemos usar cortinas o toldos. El objetivo es impedir que entre la luz. Según algunos cálculos, con este sencillo gesto puedes conseguir evitar que la temperatura ascienda hasta en 6 grados centígrados.

Utiliza los extractores

No olvides de encender los extractores que tengas tanto en la cocina mientras uses el fuego, como en el baño si te duchas con agua caliente.  Estos aparatos se encargar (como su nombre indica) de extraer el aire caliente, evitando que se quede flotando por la casa. También es recomendable no encender el fuego para cocinar: así no comes caliente y te acaloras menos cocinando.

Cambia las bombillas

Las bombillas tradicionales o incandescentes gastan casi toda su energía emitiendo calor. Lo recomendable es sustituirlas por unas de bajo consumo, o por luces LED. Esta recomendación también te beneficiará cuando recibas la factura de la luz.

Quita alfombras y sábanas

Adecúa tu casa a la llegada del calor. Guarda el edredón y quita las alfombras, ya que el suelo suele estar a temperaturas más bajas. Si estás pensando pintar las paredes, elige colores claros.

Apaga electrodomésticos

Todos los electrodomésticos son fuentes de calor mientras están encendidos. Lo ideal es usar los imprescindibles y, aquellos de los que no puedas dejar de usar, como la lavadora o el lavavajillas, programarlos para la noche.

Compra plantas

Si vives en una casa individual, o chalet, llena la pared de este de enredaderas o buganvillas. Las plantas son un aliado natural en tu lucha contra el calor. Si vives en un piso, puedes optar por comprar varias plantas.

Esperemos que estos consejos para mantener la casa fresca os hayan servido de ayuda. Desde Intergas, esperamos a que llegue el invierno para volver a daros calor cuando realmente se necsita.