Ayudas a la calefacción por la crisis del COVID-19

La crisis del COVID-19 ha puesto patas arriba a la sociedad y la economía. Estos cambios han significado un aumento considerable en el consumo domestico de agua, luz y gas.

ayudas a la calefacción

Los datos son engañosos, ya que se habla de una reducción del 20% en el consumo energético a nivel nacional debido al patrón industrial durante el confinamiento.

Estas estadísticas no reflejan el aumento del consumo de los hogares, pero distintas asociaciones de consumidores y usuarios ya han cifrado el aumento de la factura de la luz en 25 euros mensuales para una familia de cuatro personas y en 15 euros en una familia de dos.

Ayudas a la calefacción

Para contrarrestar esta situación, el Gobierno anunció hace unas semanas que protegerá el acceso a estos suministros a los colectivos vulnerables. Durante el periodo que dure esta medida, no se podrán realizar cortes por impagos.

Bono social eléctrico

Otras de las medidas anunciadas, en este caso por el ministro de Transición Ecológica, es la ampliación del bono social eléctrico para incluir a aquellos que hayan perdido el empleo durante esta crisis.

Para acceder a esta ayuda, hay que tener contratado el precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC), válido solamente para potencias contratadas igual o inferior a 10kW y, además, cumplir los requisitos establecidos de situación personal, familiar y de renta. Por último, para ser beneficiario de este bono social es necesario realizar la solicitud a la empresa comercializadora que nos preste el servicio.

Medidas para autónomos y PYMES

Además, el Real Decreto del 31 de marzo incorporaba medidas de este estilo, pero enfocadas a autónomos:

Si quieres conocer las medidas que tienen que tomar los instaladores que siguen trabajando durante el Estado de Alarma, picha aquí.